Qué son las creencias desde el punto de vista psicológico.

Las creencias son un enramado de ideas arraigadas en nuestra mente que conforman nuestra manera de comprender, actuar e interpretar la realidad.

Las creencias se forjan en nuestra mente desde la más temprana infancia, y están condicionadas por el entorno socio cultural en el que nos desarrollamos. Adoptamos las creencias de nuestros padres o cuidadores, de nuestro entorno educativo, de nuestro círculo social, etc.

Poco a poco, a medida que la persona se va desarrollando, se va forjando un sistema de creencias que forma nuestra identidad y cómo nos relacionamos con la vida.

Las creencias son estructuras mentales adaptativas porque rápidamente nos permiten interpretar y dar sentido a cualquier situación a la que nos debamos enfrentar (desde la más inocua a la más peligrosa) y responder. Desde este punto de vista las creencias son imprescindibles herramientas para vida.

A nuestro cerebro le gusta estar en equilibrio, por eso siempre buscará confirmar las creencias que ya tiene preestablecidas. De este modo, las creencias que se van forjando desde la infancia se van fortaleciendo. Nos identificamos con ellas y de esa forma podemos tener claro cuáles son nuestros gustos, intereses, valores, principios, conocimientos sobre nosotros mismos y el mundo, religión y formas de entender la vida.

Podemos imaginar las creencias como un colador que filtra la información de la realidad que nos rodea permitiendo que la comprendamos de acuerdo al sistema que hemos forjado y establecido a lo largo de nuestra vida.

Cuando nos acostumbramos a esperar que las cosas pasen de una forma determinada y nos parecería completamente sorprendente e inusual la posibilidad de que puedan ser de otra manera, es cuando una creencia está profundamente arraigada en nosotros.

Las creencias son estructuras de pensamiento que nos ayudan a mantener patrones de comportamiento predecibles, así como expectativas sobre el comportamiento de los demás. Sin embargo, no debemos llevarnos a error y creer que por ser estructuras no sean capaces de evolucionar y cambiar. Las creencias se pueden modificar, ajustándose a nuevas experiencias o evidencias que las contradigan, aunque por el camino se pueda encontrar cierta resistencia por parte de la estructura prefijada.

En este artículo nos hemos acercado a las creencias en su aspecto más amplio para comprenderlas como una herramienta adaptativa, en el próximo exploraremos qué son las creencias limitantes.  

Comments

  • Marla
    Posted 12 febrero, 2021 3:35 am 0Likes

    This piece of writing is in fact a nice
    one it helps new the web people, who are wishing in favor of blogging.

Deja tu comentario